Debes ser mayor de 18 años para ver esta página

Debe tener al menos dieciocho años para ver este contenido. ¿Tienes más de dieciocho años y estás dispuesto a ver contenido para adultos?

CONTINUAR No, gracias.

RELATO - Jueves de Sauna

person Creado por: Xcitate Adult Toys list En: Relatos

Ese día estaba hasta la polla del trabajo. Discusiones con compañeros, bronca del jefe y el curro me salía fatal, llego la hora de irnos y lo que menos me apetecía era volver a casa a escuchar los sermones de mi madre. Decidí irme a tomar una cerveza solo. Necesitaba despejarme.

Mientras me tomaba esa cerveza fresquita me conecté a Grindr, ¿qué mejor que un buen polvazo para despejarme la mente no? Entre tap y tap ví a un chaval aparentemente con buen cuerpo. Tenía 31 años y su foto de perfil era con chándal Adidas y pantalón corto deportivo, sin cabeza (muy raro no? Jajja) pero no tenía nada que perder, asique le saludé. Trabajaba en el centro y estaba a punto de salir de currar. Estuvimos hablando y la verdad es que conectamos, me pasó foto de cara y era un tio muy guapo, muy atractivo, con un sexapil que me ponía burro. Ninguno de los dos teníamos sitio pero me propuso ir a la Sauna Paraiso para divertirnos un rato juntos. Asique sin pensármelo mucho quede en 30minutos en el jacuzzy.

Hacía mucho que no venía a la sauna y solo con entrar y oler a cloro, mi rabo se animó y se puso duro. Nunca había venido un jueves y la verdad que había más gente de la que me imaginaba. Gente muy variada de todas las edades. Creo que me lo voy a pasar muy bien…

Esperando en el jacuzzy se metió un chico, de unos 22 años, delgadito sin pelo.. una belleza la verdad. Se sentó a mi lado. Antes de rozarnos mi rabo empezó a despertarse, simplemente el hecho de estar a su lado ya me ponía muy cachondo. Poco a poco y entre miradas fui notando como su brazo se iba moviendo hasta que note su mano en mi pierna. Sus dedos fueron tocando mi pierna y subiendo hasta mi cintura. Su mano se acercó a mi entre pierna y sus dedos fueron agarrando mi polla. Sus movimientos hacían que mi rabo fuera creciendo y creciendo sin parar. El chaval no paraba de suspirar y tocarme haciéndome una paja. Sus dedos jugaban con mi capullo y cada vez que rozaba mi frenillo mi rabo bombeaba de placer.

En ese momento pajero vi entrar al chico del grindr. Le guiñe un ojo como saludo. El chaval se puso a mi otro lado. Se acercó y me empezó a besar. Sus labios carnosos estaban muy calientes y su lengua muy juguetona. Sus manos se acercaron a mi rabo y noto la mano del otro chico. Se sorprendió pero no asusto, giro la cara y empezó a morrear al otro chico. Nos acercamos los 3 y comenzamos a juguetear entre nosotros. Nuestras manos nos rozaban, nuestros rabos empalmados se iban dividiendo en dos manos. Doble juego y doble posibilidades. 

Al rato de juguetear les convencí para irnos a una cabina los 3 solos. Accedieron y sin perder más el tiempo nos dirigimos al laberinto en búsqueda de una cabina con cama libre. Nada más entrar nos tumbamos los tres en la cama, nuestros cuerpos se rozaban y nuestros rabos húmedos se chocaban. Uno de ellos se dio la vuelta ofreciéndonos su culo, mi lengua fue directa a su apertura y comencé a comerle el culo sin parar. El otro chico se puso por delante obligándole a mamársela mientras yo le comía el culo.

Comencé a jugar con su culo introduciéndole mis dedos poco a poco. Fui dilatándole hasta que no pude aguantar más, me puse el condon y le penetre de una estacada. Di un grito, un grito de placer y dolor. Se puso más en pompa dejando hueco para que me rabo le entrara entero.

Metía y sacaba mi rabo de su culo sin control, sin parar. Dándole una follada bien dura. Saque mi rabo de su culo y me tumbe en la cama. Necesitaba descansar. Pero el chico seguía pidiendo guerra. Puso su culo encima de mi rabo y comenzó a cabalgarme, sus nalgas chocaban con mi cuerpo y el ruido se escuchaba en toda la sauna.

Quiero que me folléis los dos, nos dijo. Asique el otro chaval se tumbó enfrente de mí, se puso el condón  y juntamos nuestros rabos, el chico se puso de pie en la cama y fue bajando poco a poco, fue metiéndose nuestros rabos despacito, dando saltos y metiéndoselos cada vez más.

Una vez nuestros rabos estaban dentro de él al completo, comenzamos a movernos metiendo y sacando nuestros rabos de su culo. El chico comenzó a gemir sin control pidiéndonos que le diéramos más fuerte. De repente comienza a correrse, comienza a soltar leche sin parar salpicando toda la pared y echando unas salpicaduras que nunca había visto. Al terminar se sentó de golpe sobre nuestros rabos. Recupero fuerzas, se levantó y se fue.

Nos quedamos solos el otro chico y yo. Era el chico del grindr. Nos empezamos a besar nuestros rabos seguían duros y con ganas de soltar leche. Los juntamos y empezamos a frotar. Nos hicimos una paja conjunta entre besos y suspiros.

Baje mi cabeza y comencé a chuparle el rabo. Tenía un rabo grande y bonito. Se notaban todas sus venas y mi lengua jugueteaba con su capullo. Comencé a meterme y sacarme su polla de mi boca hasta que llegaba a la garganta. Sus gemidos de placer indicaban que le estaba gustando. Me agarro la cabeza y follo la boca, no podía moverme y su rabo entraba y salía de mi garganta a su gusto.

Me voy a correr me advirtió, yo agarre de su cuerpo y presione hacia mi boca, continué mamándole hasta que note su leche en mi boca, su semen calentito me llenaba la boca. Me encanta.

Al terminar salimos de la cabina y nos despedimos. Yo no me había corrido asique comenzó mi búsqueda de un pasivo al que follarme. Pero siento deciros, que os contare otro día como terminó mi tarde en la Sauna Paraiso.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre